VISITAS

 

 

 

 

 

 

 

THE SUN ALSO RISES

FIESTA

 Film basado en la obra de Ernest Hemingway

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Este artículo sobre FIESTA no pretende ser una crítica, sino un homenaje hacia unos actores extraordinarios que se unieron para dejar constancia de como unos arraigados...¿por que me recordará este film la película que hicieron juntos Clark Gable y Marilyn, dirigidos por Huston?....Entre todos ellos, siento una enorme admiración por Errol Flynn,  actor metamorfosico que nunca se le dio todo su merecido por la industria a la que regaló su talento, y para cuyo éxito desempeñó unos de los papeles mas importante al lado de la inigualable Ava Gardner. En su papel Flynn, no hay que obviar que la película fue muy censurada en España y criticada por los actores en interpretar papeles no acorde con sus edades. Todos eran mayores para sus personajes. Tyrone Power, Flynn y Eddie Albert estaban todos en sus finales años 40. De acuerdo con la habitual doble estándar de Hollywood, la bellísima Ava Gardner, que parecía demasiado joven para ser creíble como un contemporáneo de los hombres, fue elegida como Brett Ashley. Gardner hizo un potente trabajo e hizo todo lo humanamente posible porque Ernest Hemingway diera el visto bueno al guión. El personaje de Ava y el de Flynn, ambos alcohólicos y de vidas personales difíciles, junto con los estragos del tiempo, hacían que sus rostros marcados por líneas, difícil de ocultar por el maquillaje, pasaran desapercibidos en la pantalla y esto fue probablemente un factor en contra a los críticos. Inexplicablemente, las audiencias cinematográficas no saben que la juventud y la belleza no duran para siempre, incluso para las estrellas de cine. Creo que FIESTA tendrá algún que otro defecto, pero es un gran film y parte de ello de debe, bajo mi admiración hacia él, a la actuación de Errol Flynn. Se ha dicho que el personaje de Mike Campbell era como el propio Flynn, en mi opinión, la crítica muestra un increíble desconocimiento del arte... Sí, por parte de Mike Campbell es el envejecimiento de un playboy, que incluso sin beber decae y puede funcionar mejor si está muy borracho... ningún director pondría inconvenientes. Reconozco que hay personas que estando verdaderamente intoxicadas son torpes y están incapacitados para trabajar...pero no es el casi ni de Ava, y muchos menos el de Errol. Los actores tienen que recordar las líneas del guión, actuar con sutileza cuando sea necesario. Creo que para Flynn no tuvo que ser fácil, pero reluce siempre y mucho porque su personaje, Mike es un hombre de gran encanto cuyo aspecto y fortuna se habían ido, y ve alejarse su juventud y belleza, como él jamás hubiera deseado.... Pero el actor desprende una fuerza interior, una galanura fuera de lo común y al lado de Tyrone Power y Ava.

 Recomiendo su visión y que sea admirada de nuevo, viendo en acción a LOS ANIMALES MAS BELLOS DEL MUNDO.
 

 


Cuando era joven, y toda la vida delante dijo Flynn:

-" Tengo la intención de vivir la primera mitad de mi vida. Yo no se preocuparme por los demás. ¿Qué persona joven piensa que va a ser viejo, adicto a los hábitos peligrosos, o encontrar una tragedia en su vida? Creer en la inmortalidad es el encanto de la juventud "-

 Flynn tenía más encanto que nadie a su alrededor. Cuando maduró se encontró que la vida como estrella de cine, no era la imagen de glamour que la mayoría de nosotros pensamos. Hubo muchos escritos, libros y rumores que rodearon su vida, y se hicieron comentarios crueles sobre él. Flynn riéndose de sí mismo, dijo:

-" Me permito ser entendido como un fragmento de colores en un mundo gris, soy un hombre enigmático, carismático y decidido a vivir plenamente hasta el final, pero también se luchar contra mis demonios"-

El complejo papel de Mike Campbell requiere la capacidad de reproducir encanto, la ira alarmantemente-rápida, con un humor autocrítico, los celos, la decepción y la tristeza profunda. Esto no era una parte fácil de jugar, adheridos a sus problemas personales, Flynn fue magnífico. El personaje de Mike llevó a gran parte del equipo sobre sus hombros, y muchas escenas de Flynn son de las mejores. Los críticos le elogiaron por su actuación. Así que era obvio que estaba nominado a un Oscar al mejor actor de reparto. De acuerdo con la página web de la hija Rory Flynn dedicado a él dice:

-" Se ha estrenado un documental australiano reciente sobre su vida y carrera, narrado por Christopher Lee, me siento muy satisfecha con el resultado, hay escenas de FIESTA incluidas. En ella Errol Flynn es entrevistado por ser nominado para el Premio de la Academia por su actuación en The Sun Also Rises. Mi padre hubiera estado muy orgulloso de mi."-

Estoy convencido de que podría ser difícil de tratar, como muchas personas. Cientos de hombres sentían un odio celoso porque sus mujeres le amaban, las mujeres sentían emociones orgásmicas, ya que no podían tenerle. Apostaría que muchas de estas fueron las mismas personas en la industria del cine que tuvieron la capacidad de negarle un merecido premio. Flynn siempre había querido mucho, tanto a hombres como mujeres y esos huecos en su vida íntima pudieron ser un obstáculo para considerarlo un actor serio, y el reconocimiento oficial de un papel que estaba escrito solo para él..


La declaración de que la Academia no da premios póstumos no es cierto. Mary Caftan mujer aconsejó que el gran Edward G. Robinson nunca había sido galardonado con un Oscar, y que se estaba muriendo, entonces la Academia decidió darle un premio honorífico. Robinson murió antes de la ceremonia de los Oscar, sin embargo, se le dio el honor póstumo que sin duda merecía. reglamentos selectivos no van conmigo, y creo que el razonamiento de la Academia sobre Flynn muestra su hipocresía increíble hacia este actor...porque nunca es tarde cuando alguien tiene el nombre de Errol Flynn

 

 


¡Fiesta! fué un film dirigido por Henry King, cuyo título original es "The Sun Also Rises", basada en la obra de Ernest Hemingway escrita el año 1926. En la película, se describe la historia de unos personajes que se dieron en llamar "la generación perdida" formada por escritores, pintores e intelectuales en general, que hubo entre el período entreguerras. La película comienza en París y termina en Madrid, aunque la parte principal se desarrolla en Pamplona, en las fiestas del 7 de julio, San Fermín, famosa por sus corridas de toros. los encierros, las borracheras y la fiesta por las calles. Cuando Hemingway vió le película se comenta que no estuvo muy satisfecho y creo que hubo intentos de demandar a la productora por deformar el guión. Los principales protagonistas fueron Ava Gardner (Lady Brett Ashley), Tyrone Power (Jacob), Mel Ferrer (Cohn), Errol Flyn (Mike), Eddi Albert (Bill) y Rober Evans como el torero Pedro Romero.  Pero FIESTA, siendo una película rodada en Cinemascope y tecnicolor resulta muy atractiva a la vista y por supuesto Ava Gardner se lleva la palma en cuanto a atractivo. Las interpretaciones son excelentes: Errol Flyn que se pasa la película bebiendo y es uno de sus últimos papeles, Tyrone Power tuvo que soportar durante el rodaje, el acoso constante de Errol, si Tyrone cedió eso solo pudo saberlo Ava Gardner, que era íntima de los dos, pero de la actriz nunca confesó nada al respecto. Pero lo que más contrasta son los doblajes. En el DVD editado en 2015, aunque está la carátula en castellano, en el interior, cuando salen las opciones de menú sólo aparece en inglés con variados idiomas para subtítulos. Como la película no se pudo rodar en Pamplona por falta de permisos del Gobierno español de la época, se rodó en Norelia, México, mezclando con algunos fragmentos de las fiestas rodados en Pamplona por la Segunda Unidad, y se nota que cuando se habla en español, que son bastantes veces, es un español-mejicano, al estilo que utilizaba el actor Marlon Brando. En cambio en otra versión de DVD, está todo doblado al castellano y no se nota nada en cuanto al lenguaje, excepto las caras de gran cantidad de extras que no parecen españoles, porque son mexicanos pese a que vayan disfrazados con la ropa típica de los pamplonicas en San Fermín.
 

Es la película más conectada con la obra de Hemingway al basarse plenamente en ella. En "Forajidos" y "Las nieves del Kilimanjaro", por parte de Hemingway estos dos films se trata de relatos muy cortos que inspiraron a desarrollarlos en el cine. Y claro, de alguna manera, también está relacionado con los gustos de Hemingway y Ava Gardner, como la película "Pandora y el holandés errante" puesto que también salen corridas de toros y toreros. Estas fueron las primeras escaramuzas del mundo del cine ya que a partir de allí no habría San Fermín en ausencia de cámaras. La cita más destacada es esta adaptación de The Sun also rises. Fue rodada en los estudios de grabación en Hollywood, parte en Pamplona y el resto, como dije anteriormente en Morelia. En Pamplona sólo estuvo un equipo en San Fermín de 1955 y grabaron todo lo que pudieron, sólo planos de recurso, ningún actor apareció por aquí. En Morelia se adaptaron las calles y la plaza de toros y allí si acudieron las estrellas protagonistas Tyrone Power, Ava Gardner y Errol Flynn. La plaza de toros que se ve en la película es la de México y el resto son los estudios de la productora. El público americano no se dio cuenta del cambio, Hemingway sí y por eso se enfadó. Por culpa de la censura española, FIESTA no se pudo ver hasta 1978. Precisamente el productor del cine americano Tedy Villalba, dijo:

-" En varias ocasiones la suerte nos acompañó en la grabación, porque en ese momento estábamos metiendo un gol al Ministerio, haciéndoles creer que estábamos haciendo algo sobre los Sanfermines y, en realidad, eran planos para incluir en la película Fiesta, que se prohibió rodar en España "-

 

Una fotografía del restaurante Las Pocholas atestigua este momento en el que Tedy Villalba estaba acompañado del equipo de filmación, junto con Orson Welles, Antonio Ordóñez, Ernest Hemingway y Luis Miguel Dominguín. Precisamente, éste es otro de los filmes en los que se hace referencia a los encierros, el de Orson Welles, que encarnaba a "Don Quijote" mientras recorría las fiestas más tradicionales. A este respecto el mismo Villalba afirmaba que le tuvieron que dejar el negativo de la película a Welles ya que rodaba con tan bajo presupuesto que se le acabó el material. Fiesta como podéis comprobar ha tenido varios fondos en otras versiones de Pamplona..



The Sun Also Rises, en una gastada expresión de ‘realza el valor de la vida’. Cuando apareció el libro en octubre de 1926 excitó no sólo a los críticos, sino también al público en general. Fue una de las obras capaces de influir en la manera en que la gente se comportaba o hablaba. Brett se convirtió en un modelo de forma de hablar y actuar para toda una generación de chicas universitarias. El tipo de mujer creado por Hemingway: ruda, baqueteada, estoica, lacónica, creándose un estilo desde su desesperación, empezó a aparecer en los bares de la clase alta. Y Hemingway, con apenas en los treinta, había llegado lejos creando estos extraordinarios personajes.. En cuanto a la versión cinematográfica la historia se inicia en Paris, para después trasladarse a Pamplona, girando alrededor del personaje catalizador de Ava, Lady Silvia Brett, una americana viuda de un lord inglés muerto durante la primera guerra mundial, a la cual de diversa forma el grupo de hombres buscan convencer de su amor. Tyrone Power es Jack Barton, un periodista, que durante la guerra fuera herido, quedando impotente, quién estaba irremediablemente enamorado de Lady Brett, pero consciente de su incapacidad para satisfacerla. Errol Flynn de Mike Campbell, un vividor simpático y arruinado escocés, al cual su quiebra le impedía casarse con la mujer. Mel Ferrer era Robert Cohen, un impulsivo heredero americano, ansioso por impresionar a Lady Brett, la cual lo desprecia atraída por el  torero Pedro Romero. El film vistro ahora es mucho mejor de lo que las opiniones de la época dejan advertir, sobre todo cuando se trata de la adaptación de una obra célebre y más de un autor como Hemingway, algunos críticos, no todos afortunadamente, escribieron que la adaptación esta por debajo de las posibilidades del material original. Si hacemos caso omiso, reitero que en cuanto a que sólo los diez primeros minutos es Hemingway puro. “Y Ahora Brilla el Sol” es una excelente adaptación cinematográfica realizada sobre textos del Premio Nobel de Literatura 1954. En rigor esta respetada la anécdota central y se trasluce de manera fiel la atmósfera de desencanto y desarraigo del grupo que intentaba huir de su dolor a través del alcohol, en la fallida pretensión de vivir en una constante fiesta desenfrenada, aunque al final deben afrontar el vacío de su existencia.


Buena parte de la fama universal de los Sanfermines se debe a las referencias que, sobre estas fiestas, recogió Ernest Hemingway en sus crónicas periodísticas y en su novela "The sun also rises", llevada al cine con el titulo de "Fiesta" en el mundo hispano. El que sería premio Nobel llegó por primera vez a Pamplona acompañado de su primera mujer, Hadley Richardson, el 6 de julio de 1923. Tan hondo calaron en él los Sanfermines, que repitió viaje en varias ocasiones, la última de ellas en 1959. Durante sus estancias en Pamplona acostumbraba a hospedarse en el hotel La Perla de la plaza del Castillo.
Por aquella época, era frecuente verlo en las terrazas de la Plaza del Castillo, corriendo el encierro o en la arena del coso taurino, ante los novillos embolados que llegaron a darle algún tremendo susto. Gran admirador de las feria del toro y de los matadores, tampoco se perdía una corrida. Fue asiduo cliente de los restaurantes y bares como Casa Marceliano. En esta taberna degustaba los platos más tradicionales de la cocina navarra y siempre conservó la receta del ajoarriero con gambas que allí le proporcionó su amigo Matías Anoz. Su apretada agenda festiva aún le dejaba tiempo para practicar su afición favorita, la pesca, en los ríos trucheros navarros. De esas escapadas al campo ha quedado un reflejo en el viaje que Jake Barnes y Bill Gorton, protagonistas de "Fiesta", realizan por los valles pirenaicos. Desde los primeros testimonios de Hemingway, numerosos norteamericanos han visitado Pamplona en San Fermín. Entre ellos, cabe recordar a David Black, que vino 40 veces; Matt Carney, que llegó a ser un gran corredor del encierro gracias a su buen amigo y maestro, Jerónimo Echagüe; Alice Hall, Joe Disler, Ray Morton y el dramaturgo Arthur Miller y su mujer, la fotógrafa austriaca Inge Morath. James Michener repasa en "The drifters" la presencia de visitantes extranjeros en San Fermín, personajes que se reflejarían en el film de Henry King...Junto a tanta figura de renombre, ciudadanos de todo el mundo siguen el camino de Hemingway y se acercan a Pamplona para emborracharse de tanta Fiesta.
 

 

Lady Duff Twyden es descrita por su autor como una mujer de ojos grises, cabello rubio, gran bebedora y gran amante, libertina y promiscua, encarnación del chic y el encanto más degenerado, por lo que salvo lo del pelo rubio, cuando se anunció la realización del filme, muchos aficionados consideraron que la avocada a interpretar a lady Brett, el alter ego de lady Duff, no era otra que Ava Gardner, pero Jane Ellen Wayne en su libro “Los Hombres de Ava” nos cuenta lo siguiente:

-" Henry King decía que el tema no tenía nada que ver con su elección de Ava. ‘Ella tenía esa cualidad conmovedora, inquietante, desbordante. Nadie más podría haber hecho el papel y fue lo mejor que hizo nunca. La única fricción derivó del desagrado instantáneo de Ava hacia el novato Robert Evans, porque ella quería que Chiari representara al torero. King pudo sentir como aumentaba la tensión cuando Ava se negó a invitar a Evans a sus fiestas. El productor Zanuck voló a la ciudad de México, y frente a todo el elenco nos confirmó en términos rotundos que no sustituiría a Evans. Ava siguió enfadada hasta que conoció a Alfredo Leal, un apuesto y destacado matador mexicano, contratado por Fox para que dirigiera a Evans en el ruedo. Ella aceptó la decisión de Zanuck, y se concentró en su papel como Lady Brett… y en Alfredo Leal. Luego Evans comentó que Ava fue maravillosa una vez que superamos la primera dificultad. Cuando está en una escena, despide chispas eléctricas. Nuestra escena de amor fue tan violenta que cuando terminó mis dientes castañeteaban y ella se tomó un descanso de media hora. Ava reflejaba el carácter de Lady Brett. Tenia belleza, ánimo y fama, pero lamentablemente carecía de seguridad interior. Inquieta y rebelde, Brett no podía ponerse de acuerdo consigo misma. Quería sentar cabeza con el hombre que amaba, pero no sabía lo que eso significaba. Su excusa era la impotencia de Jake. La excusa de Ava era el señor ‘Sin pene’, como se refería a Frank bromeando en español"-


El celebrado estilo literario de Ernest Hemingway de iceberg, en que la economía de lenguaje con sus frases cortas, dice más de lo que literalmente enuncia, al insinuar mucho que debe ser llenado o completado por un lector atento, no es entonces extraño que resulte harto difícil adaptar sus obras y que se llegue a prescindir de episodios o situaciones con gran significado en la novela, los cuales simplemente no aparecen en la película o se modifican sus implicaciones, al no captar los matices de su estilo de narración. En el caso de “Y Ahora Brilla el Sol” es muy importante el episodio intermedio del traslado de París a Pamplona, cuando Jack y Bill van de pesca en donde el contacto con la naturaleza, le permitía a Hemingway recalcar su idea de la purificación al regresar a un sitio no contaminado por la moderna sociedad. En la película queda como un episodio intrascendente y solo para dar idea, en el mejor de los casos del paso del tiempo. Más grave es que a lady Brett se le confieren convicciones religiosas, que en el libro no están, pero que en la película se manifiestan al entrar a la catedral y “orar devotamente en el altar por Romero”, lo cual viene en contradicción al final del libro y que también retoma la película cuando Brett le da a Jack sus razones de porque obligó a Romero a que la abandonara en Madrid, por estar conciente de que su relación, con una mujer como ella, sólo llevaría al torero a su ruina y se da el siguiente diálogo entre Jack y Brett:


-“Tu sabes que me siento bastante bien, Jake”.


-“Debes de sentirte bien”.


-¿Sabes que una se siente mejor cuando decide ser una perra?”


-“Si”-


-“Es algo de lo que tenemos en lugar de Dios.”.


- "Algunos tienen a Dios, dije”.-


Situación que se contradice con su devota oración; al igual que el final esperanzador del filme, en que va en contra de la lógica interna del relato, al afirmar Jack “en alguna parte deber haber alguna respuesta para nosotros”, con lo que se contradice un poco con la desesperanza de la obra, así como gran parte de la película, en que el tema pareciera ser la soledad y la incapacidad para establecer relaciones duraderas.


-“¡Ah, Jake! –dijo Brett-. ¡Lo hubiéramos podido pasar tan bien juntos…!”


-“Sí ...¿Pero no es excitante pensarlo?, en realidad pensar, imaginar es como vivir y nosotros hemos olido nuestra piel noche tras noche"-

La sutileza hemingwayana del film da esperanza, al suponer que en algún momento sabrán unirse y la respuesta de Jack en el libro nos habla de un estoicismo conciente asumiendo el hecho de su soledad. Evidentemente FIESTA es una pequeña obra maestra, por ello es interesante su visión, a pesar de las divergencias con el texto literario, haciéndoos disfrutar de la presencia de un excelente grupo de actores, en donde destacan, principalmente, por sus caracterizaciones Ava Gardner y Errol Flynn, que se interpretan a sí mismos…Solo como curiosidad para los chauvinistas que se lamentan que el film fuera filmado, en su mayor parte, en México y no en Pamplona, pues lo siento, pero cuantas veces leo “Siempre Sale el Sol”, lo más circunstancial y anecdótico es ubicar parte de la historia en la feria de San Fermín, pues los significados profundos de la fiesta de los toros, en la forma en que los trasmite Ernest Hemingway, igual podría haber ubicado la trama, teniendo de trasfondo los festejos de Sevilla o a la misma Feria de San Marcos en Aguascalientes, o cualquiera otra feria, como hay muchas en España y México, si las hubiera conocido antes Hemingway, porque su idea de los valores míticos y mágicos que le da a la corrida de toros y a su torero, ya estaban esbozados en sus crónicas de 1923  “Toronto Star Weekley”, sobre su asistencia a una de ellas en Madrid, antes que en Pamplona.

 


En repetidas ocasiones hemos escuchado aquello de la “generación perdida”, englobando a un grupo de intelectuales, que tras residir en Paris, después de la traumática I Guerra Mundial, siguieron experiencias vitales bien diversas. Ernest Hemingway fue uno de los componentes de aquel colectivo, e intentó plasmar ese desarraigo en su novela autobiográfica THE SUN ALSO RISES. Estoy convencido que la adaptación finalmente llevada a la pantalla traslada bastante su sentimiento, en realidad esta costosa producción de Darryl F. Zanuck para la 20th Century Fox, queda finalmente expresado como un drama-biográfico de ambientación “exótica”, en la que diversos personajes buscan realmente el amor, como por ejemplo el de Ava Gardner. Tras la breve introducción que supone la voz en off de Tyrone Power, evocando ese sentimiento de la “generación perdida”, contemplamos los títulos de crédito realzados por la memorable composición musical del gran Hugo Friedhofer, situándonos en el París de los años veinte, donde se han instalado provisionalmente un buen número de personajes que vivieron el horror de la “gran guerra”. Uno de ellos es Jake Barnes (Tyrone Power), columnista de un diario norteamericano, que quedó impotente por heridas en la contienda. Muy pronto surgirá en escena el personaje sobre el que girarán los sentimientos de todos los que aparecen en pantalla, la mencionada Brett. Desde la pasada relación nunca superada y mantenida entre Brett y Jake, todos quedan fascinados con la hermosa joven, erigiéndose esta circunstancia bajo mi punto de vista como una de las principales atractivos de la película, permitiendo que el equilibrio de THE SUN ALSO RISES se decante en ocasiones por el convencionalismo del Hollywood de entonces..


El otro acierto es destacar especialmente cuando es contemplada por algún español, el folklorismo con que se plantea esa segunda mitad ambientada en las fiestas de San Fermín en Pamplona. Más allá de aquellos momentos realmente filmados en la ciudad Navarra y que se advierten en las primeras secuencias en los que la acción traslada hasta allí a todos sus personajes. Lo cierto es que nos encontramos ante un puzzle de imágenes de aparente ambiente español pero claramente rodadas en México, si se visiona el film en versión original, se aprecia dicha procedencia. Con todas estas limitaciones, que en buena medida provienen de la excesiva ingerencia de Zanuck en el proyecto y su peculiar concepción de las escenas de masas y ambientación-, FIESTA es ante todo una extraordinaria película. Ofrece una brillante interpretación del personaje encarnado con intensidad y hondura por Tyrone Power, el cual al año siguiente murió en pleno rodaje de una mítica película SALOMÓN Y LA REINA DE SABA, su prematura muerte cerró una interesante trayectoria de madurez como intérprete de carácter. Junto a él destaca el alcohólico decadente dibujado de forma impecable por Errol Flynn, por más que su evolución haya ido acompañada por numerosos estereotipos de todos los colores. Viniendo de la mano de un realizador de la categoría de Henry King, y pese a las influencias de producción que se observan, una vez más la elegancia, el dominio de la composición del plano y su ritmo cinematográfico se manifiesta de lleno en la película. Un título este que se sitúa entre las cimas de sus éxitos. Prueba de ello lo tenemos en las maneras que se apuntan al narrar el romance de Brett con el joven torero Pedro Romero, interpretado por un joven y apuesto Robert Evans en su breve trayectoria como actor, antes de elegir convertirse en productor-. Unas escenas que se inician con el magnífico plano que relaciona a los dos personajes por vez primera y se adivina que Ava y el torero, ambos en una secuencia con puertas y figurantes de por medio, con miradas, momentos elípticos, intuidos con fuerza anunciando un romance tempestuoso, que el director plasma sutileza en la pantalla.

A ello, cabría señalar que incluso en el derroche de la fiesta pamplonica, se insertan detalles para describir el cansancio de tantos días de celebración , como ese portador de un enorme cabezudo apoyado en el suelo, y que no deja de beber, introduciendo la botella en la boca de la enorme cabeza de cartón.

 

FIESTA es todo un regalo para la vista y una exquisita forma de seguir amando nombres y leyendas del Séptimo Arte.